Etiquetas

, , ,

La emoción que me despertaba Portugal era la de vivir en el presente aspectos de mi niñez en Tenerife. En mi ciudad el adoquinado y los bordes de las aceras eran de basalto. Recuerdo pisar con mis pies de niño sobre ese firme de dureza y negrura espectacular, el traqueteo cuando íbamos en el autobús o el coche. Retiraron el adoquinado y pusieron sucesivamente dos tipos de alquitrán, uno blando y otro duro. Dicen que los adoquines han acabo en ciudades de Holanda.

II

Al fin he vuelto a pisar calles
adoquinadas de basalto
a sentir su dureza y negrura prieta
bajo las plantas de mis pies
piedras irregulares de un firme
con el que dialogaban mis pisadas
ya desaparecidas de la ciudad de mi isla
y que ahora recupero para mis huellas
en San Miguel de Azores

¿Quién ha guardado para mí este reencuentro
que parece argumentar a la propia sangre?

II

Endlich laufe ich wieder auf Straßen
aus Basaltpflaster
und spüre seine Härte und dichte Schwärze
unter meinen Fußsohlen
unregelmäßige Steine einer Festigkeit
mit der sich meine Schritte unterhielten
längst verschwunden aus der Stadt meiner Insel
und die ich jetzt für meine Spuren
auf São Miguel Azoren zurückgewinne

Wer hat für mich dieses Wiedertreffen verwahrt
welches das eigene Blut zu begründen scheint?

Versión al alemán de Juana y Tobías Burghardt

Edition Delta

Anuncios